Saltar al contenido

¿Por qué al PAN le cuesta tanto entender?

6 de octubre de 2021

Ha comenzado la discusión pública en relación con la iniciativa de la Reforma energética enviada por el Poder Ejecutivo al Congreso. En principio y sin ver, los legisladores del PAN ya adelantaron que van a votar en contra, sin importar lo que contenga la iniciativa y sin discutir su conveniencia, en un acto de irracionalidad demencial como todos a los que nos tienen acostumbrados los miembros de ese partido.

Con el ejemplo que tenemos frente a nuestros ojos en la experiencia que está viviendo el pueblo español, en donde la realidad nos está adelantando lo que nos puede pasar a nosotros, como si de una película premonitoria se tratara.

Solamente quienes están ciegos, o los que le dan más valor a sus intereses económicos que al bienestar de sus propias familias, pueden no querer darse cuenta de esta evidencia lógica.

La situación desesperada de España, a la que los llevó la entrega del control absoluto del mercado eléctrico en manos de las empresas privadas, que hoy tiene a la cuarta parte de la población sin poder pagar los precios de la energía eléctrica que consumen, viviendo las consecuencias de encontrarse a merced de las inclemencias climáticas en vísperas del invierno, es una situación por la que los mexicanos no tenemos que pasar, a menos que estemos dispuestos a hacer lo mismo que ellos, como pretenden los panistas.

En aquel país europeo se ha abierto la discusión, para tomar la decisión de formar una empresa del Estado que pueda producir y distribuir energía eléctrica a precios al alcance de sus habitantes. 

Los españoles lo aprendieron de la peor manera, mientras son extorsionados por las empresas privadas de su país. Ahora tienen que hacer algo drástico al respecto, como formar una empresa similar a la Comisión Federal de Electricidad mexicana.

Si no tuviéramos esta evidencia frente a nosotros, la postura del PAN en el Congreso podría ser debatible. 

Probablemente estaríamos planteando escenarios futuros probables para defender nuestros puntos de vista. Sin embargo, con la evidencia golpeándonos la cara, ni siquiera ellos tienen un argumento más o menos aceptable para sostener su postura disfuncional.

Settings